Espriplopio, Just For Fun

Entradas etiquetadas como ‘risa’

The Esprilopio iniciaba sus pinitos a finales del siglo XIX

Corría el año 1895 cuando Louis Lumière rodó la que se considera la primera película de ficción de la historia del cine: “L’arroseur arrosé” (el regador regado), uno corto de 44 segundos con un argumento la mar de simple: un chico pisa la manguera de un jardinero que está regando sin que se dé cuenta, haciendo que el jardinero la inspeccione para ver qué ocurre y en ese momento ¡chas! el chico levanta el pie y el jardinero se queda todo mojado. Bueno, ya. No se trata de un humor cínico o irónico, pero es que estamos hablando de finales del XIX con unos espectadores alucinando con la pantalla y con el gag. Seguro que en los cines se oyeron sonoras carcajadas y podría ser que The Esprilopio ya corriera por ahí e intentara captarlas.

¡No te pierdas esta obra de arte!

Y ahora vengo yo…

Primer boceto The Espriplopio

Ahora vengo yo a cantar sereno,
ahora vengo yo con sabor aunque no sea moreno.
Ahora vengo yo a cantar distinto,
con mi estilo especial de palabras y ritmo.

Así lo cantó el famoso Gato Pérez en su día y hoy hemos querido que nos apadrine en la puesta de largo de un nuevo artilugio: The Espriplopio. No es gitanito ni moreno, como decía la canción, pero tiene alma. Gran parte de su gracia (nunca mejor dicho) está en su simplicidad, que es también su riqueza. Porque, ¿hay algo más sencillo que una sonrisa y que, sin embargo, pueda ser tan valioso? Reír nos une, sin duda. The Espriplopio es la distancia más corta entre dos personas: la risa.

The Espriplopio is on the street!

The Espriplopio, street art.

Una carcajada, una risa, una sonrisa, una mueca de satisfacción… The Espriplopio registra todas estas expresiones espontáneas y vosotros las escucháis cuando queráis. ¡The Espriplopio tiene flow, chicos! Pensad cuántas veces habéis echado de menos una risa enlatada. ¿Ninguna? Imposible. La risa es contagiosa y desencadena momentos de felicidad de forma instantánea. ¿Y a quién no le gusta reír y sentirse bien? The Espriplopio tiene la facilidad de poder cambiar estados anímicos negativos en segundos. Algo así como volver a ver fotos entrañables de vuestras vidas o recordar anécdotas para alegrarse el día. ¡The Espriplopio está en la calle, guys! Seguid su onda y lo pasaremos bien. ;-)